5 claves para una buena salud financiera

Si no se abordan con la seriedad y responsabilidad que ameritan, las finanzas pueden traer grandes dolores de cabeza a quienes deciden poner en marcha un emprendimiento. Por ello, saber medir y manejar el flujo de caja es crucial para que las Pymes puedan sobrevivir y crecer, sobre todo en un escenario altamente competitivo como el actual.

Todo negocio necesita tener una estructura financiera que se traduzca en números azules. Si bien este aspecto puede ser complicado para los nuevos empresarios, con una buena organización y y el desarrollo de habilidades para el manejo del dinero es posible tener éxito. Y pese a que cada emprendimiento tiene características propias, en los siguientes párrafos te entregamos 5 consejos para mantener las finanzas en orden dentro de cualquier Pyme:

1. Apóyate en un profesional

Los contadores son uno de los grandes aliados de toda Pyme. A pesar de que muchos empresarios consideran que pueden manejar las finanzas solos, ahorrar recursos de esta manera podría resultar más dañino que beneficioso. Esto, porque el profesional de la contabilidad es quien mejor maneja los requisitos, plazos y procesos relacionados con los números. Sin ir más lejos, tener problemas con el Servicio de Impuesto Internos (SII) es tan fácil como olvidar ingresar una factura en los libros.

Si aún crees que prescindir de un contador es una buena idea -sobre todo para empresas que recién comienzan-, piénsalo dos veces.

2. Analiza los números

Al menos una vez a la semana, dueños o administradores de la empresa deberían dedicar un tiempo a revisar los números de la Pyme. En estos análisis se deberían tener en cuenta todos los aspectos que afectan la salud financiera del negocio, como egresos, futuras inversiones, ventas, impuestos a pagar, etcétera.

Con toda esta información clara, será posible tomar mejores decisiones, prever posibles escenarios complejos y mantener el orden de las finanzas. También es importante analizar el rendimiento de la empresa en relación a meses anteriores u otros períodos de tiempo para saber si realmente la empresa está creciendo.

3. No olvides la cobranza

Esto puede parecer obvio, pero muchos dueños de pequeñas y medianas empresas se olvidan de hacer un seguimiento adecuado a los ingresos de dinero y el cobro de las deudas pendientes. Para solucionar este problema, es fundamental contar con planillas de datos claras. De lo contrario, pueden pasar varios meses hasta que alguien en el negocio descubra, por casualidad, que hay ingresos pendientes.

Ahora bien, puedes optimizar este aspecto apoyándote en un software especializado en cobranza. Así, proactivamente disminuyes los malos ratos con clientes o proveedores al tener que cobrar por tus propios medios, y te concentras solo en dirigir bien los pasos de tu emprendimiento.

4. Separa las finanzas personales de las de la empresa

Es fundamental que, desde un principio, la caja de la empresa y las finanzas de él o los dueños estén totalmente separadas. Esto ayuda a saber con exactitud cuáles son los movimientos financieros de la compañía. Además, en las compañías formadas por un grupo de socios, es de suma importancia mantener las cuentas claras para evitar posibles conflictos.

5. Utiliza un software especializado en contabilidad

Invertir en un sistema administrativo es, ciertamente, una gran ayuda. En el mercado existen diferentes software que se adaptan a todo tipo de empresas. Al momento de elegir uno, es importante tener en cuenta el tamaño y las proyecciones de crecimiento de la Pyme, para así elegir el que mejor se adapte a los requerimientos de la empresa. Al respecto, una buena opción la constituyen los software online, pues permiten acceder a la información desde cualquier dispositivo con acceso a Internet.

Sigue estos 5 consejos y verás cómo logras un mayor orden y control de los números de tu emprendimiento.

You may also like...

Bitnami