Cobranza preventiva: ¿Qué es y cómo ayuda a tu empresa a generar liquidez?

Cobranza Preventiva
Esta estrategia de gestión de cobranza de facturas te permitirá mejorar tu plazo promedio de pago de manera efectiva. Sigue leyendo para conocer cómo es posible lograrlo y qué herramientas te facilitan la gestión de este importante proceso.

¿Sabes en cuantos días tu empresa está recibiendo el pago de facturas? De acuerdo al Ranking de Pagadores de la Bolsa de Productos de Chile (BPC) y la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), el promedio de días para este primer trimestre de 2020 fue de 61 días.

Y aunque esta cifra representa una baja de 6 días con respecto al cuarto trimestre de 2019, los expertos llaman a poner atención. Esto debido al actual escenario de crisis sanitaria y su impacto en la economía, se proyecta que los plazos en que las empresas pasan a hacer líquidas sus facturas podrían aumentar.

Entre las recomendaciones para las empresas está la cobranza preventiva de las facturas. Aquí te contamos más de esta estrategia de cobranza que te permitirá ordenar tu cartera de cuentas por cobrar, estandarizar formas de pago y mejorar los tiempos de recaudación.

¿Qué es la cobranza preventiva?

Es una estrategia de gestión de cobranza que se enfoca primordialmente en el periodo que va desde la emisión de la factura hasta 30 días posterior a su vencimiento. La cobranza preventiva comienza con la notificación vía correo de la factura al momento de ser emitida. Lo más importante es no dejar pasar tiempo entre el momento que emitimos nuestras facturas y cuando notificamos a nuestros clientes. Es posible que varios de nuestros clientes nos paguen al momento en que reciben la notificación, por lo que si este proceso es automático, recibiríamos un porcentaje de abonos el mismo día de la facturación.

Por otro lado, la cobranza preventiva implica realizar un seguimiento permanente de las facturas por cobrar a los distintos clientes y proveedores, detectando los plazos pertinentes y los tipos de deudas. De esta forma, es posible anticipar información relevante para generar la cobranza efectiva

¿Cuáles son los plazos prudentes para realizar la cobranza de facturas?

La recomendación es iniciar los procesos de recordatorio de cobranza en un periodo que anticipe a la fecha de vencimiento establecida y que no exceda los 30 días posteriores a esta fecha.
De lo contrario, las Pymes corren el riesgo de disminuir las probabilidades de pago en un 25% si es que permiten que pasen entre 60 y 90 días. Es más. las posibilidades disminuyen aún más pasados los 90 días, en los que las probabilidades bajan hasta un 33%. Es por esta razón que es fundamental tener directrices de cobranza preventiva en nuestra empresa.

¿Cómo realizar la gestión preventiva de la cobranza?

Para implementar la gestión de cobranza preventiva en tu empresa, puedes apoyarte en la tecnología y llevar adelante las siguientes acciones:

  • Recordar a los clientes de forma prudente las fechas de pago: Esto a través de correo electrónico o por medio de portales de pago en donde tus clientes puedan ver su información de facturas pendientes.
  • Informar a los clientes sobre características y ventajas de las diferentes formas de pago
  • Acordar con cada cliente los medios y fechas de pago más adecuado para ambos
  • Entregar incentivos por pago oportuno.
¿Cómo la tecnología puede apoyar la cobranza preventiva?

A través de los software de cobranza, como Duemint, podrás automatizar de forma práctica y digital todo el proceso de cobranza. Es decir, desde el momento en que se emite la factura tendrás recordatorios automáticos que se enviarán en fechas clave. Y este seguimiento se mantendrá hasta el instante en que finalmente el cliente realice el pago. Esta plataforma además permite la sincronización de facturas, sin importar qué software de facturación se utilice. Por último, de acuerdo a diversos indicadores, con Duemint podrás analizar los historiales de pago y detectar los riesgos asociados a la venta a tus clientes.

 

You may also like...

Bitnami