3 Maneras de generar liquidez en tiempos de crisis

Liquidez Financiamiento
En este artículo compartimos tres acciones clave que puedes llevar adelante en tu negocio para mejorar tu liquidez. Entre ellas, cómo optimizar el manejo de la caja y levantar financiamiento en tiempos de crisis.

Si algo caracteriza a las Pymes es la constancia y vocación con la que llevan adelante su trabajo, especialmente cuando se trata de enfrentar los desafíos que el mercado les presenta. Y así lo han demostrado en la actualidad, frente a los retos que ha significado la emergencia sanitaria del covid-19. El principal de todos: mantener la liquidez de su negocio y adaptarse a los nuevos requerimientos para seguir generando ventas.  

Por eso, desde Duemint conversamos con Philippe Besançon, CEO de CFOremoto, quien comparte algunas buenas prácticas que los dueños de pequeñas y medianas empresas pueden implementar para favorecer la liquidez de su negocio. 

1.- Conocer los flujos de caja de tu negocio y proyectarlos 

El primer paso para optimizar la liquidez de tu negocio, indica Besançon, es entender la posición actual de liquidez en la que efectivamente se encuentra la empresa, más allá del ingreso por ventas. 

El experto llama a tener claridad respecto a cuáles son las obligaciones a favor -como dineros con respaldo, cuentas por cobrar o facturas- y compararlas con las obligaciones en contra -en este caso, suelos por pagar, gastos fijos o cuentas por pagar, entre otros-. 

“Si somos capaces de proyectar el flujo de caja y estar siempre adelantándonos a este escenario, vamos a poder detectar necesidades de financiamiento a corto plazo y vamos a poder tomar acciones para evitar descalces con tiempo”, explica.  

2.- Optimizar los flujos de caja a través de ventas y gestión de cobranza

En esta segunda etapa, el experto invita a llevar adelante acciones que permitan aumentar la rapidez en que las ventas del negocio se transforman en dinero efectivo. 

Por supuesto, la mejor forma de hacerlo es aumentando las ventas (ya sea implementando nuevas formas de vender o nuevos servicios para los clientes), pero en tiempos de crisis no siempre es posible. 

Entonces, ¿qué otras alternativas existen para optimizar los flujos de caja? 

Besançon indica que la clave está en equilibrar favorablemente para el negocio el tiempo en que se hacen efectiva las cuentas por cobrar a los clientes y la rotación de inventario con el cumplimiento de las propias obligaciones de pago. 

Aquí la gestión de cobranza efectiva tiene un enorme valor, permitiendo el ingreso de liquidez directa al negocio. “Optimizar los procesos de cobranza generando alertas en momentos adecuados, es muy relevante. Muchas veces no es que el cliente no nos quiere pagar, sino que se le olvida, porque no tiene la capacidad de tener ese orden. Si mandamos un mail o una notificación, puede acelerar la entrada de dinero a la empresa”, cuenta Besançon. 

3.- Inyectar nuevos fondos de financiamiento al negocio

Por último, el experto indica que acceder a fondos de financiamiento y otros beneficios que el Estado ha puesto a disposición de las Pymes en tiempos de Covid-19  también es un mecanismo indispensable para mejorar la liquidez del negocio. Lo importante, es hacerlo de forma planificada para responder a las reales necesidades de la Pyme. 

Y las opciones son variadas. Puede ser a través del aumento de capital de socios, el ingreso de nuevos inversionistas o a través de una institución financiera. Aquí Besançon comparte tres buenas prácticas que todo negocio puede llevar adelante para acceder a financiamiento de forma más efectiva. 

  • Prepara la información financiera histórica: es muy importante tener los estados financieros actualizados, ya que estos reflejan la realidad del negocio y detallen las obligaciones financieras actuales. Es la primera fuente de información que tienen las instituciones financieras para conocer la solvencia para pagar de la Pyme. Una buena práctica es mantener actualizados a los bancos sobre la información contenida en las carpetas tributarias y declaración de impuestos (F29) entregadas al SII.
  • Prepara la información financiera futura: es decir, la proyección operacional del negocio a un plazo de 12 meses. Las ventas y costos proyectados permitirán justificar los márgenes que se espera obtener del negocio a futuro. Lo más relevante es justificarlo de forma correcta, en base a gastos y egresos fijos y variables, e indicar cómo esa proyección se transforma en caja.  “Esta proyección de caja debería poder justificar muy bien cuál es la necesidad de financiamiento y cuál es la estructura del financiamiento que necesito: por ejemplo, si es a corto plazo, como respuesta la contingencia de la pandemia, ya que luego el negocio volverá a su volumen de ventas normal”, detalla Besançon. Añade además que una buena práctica es poder explicar cómo se va a gastar el financiamiento y para qué se va a requerir.
  • Buscar distintas alternativas de financiamiento: Por último, el experto comenta que una buena práctica en este ámbito es “por lo menos, tener conversaciones con tres bancos, necesitamos manejar alternativas y entender la disposición que está teniendo cada institución financiera para realizar préstamos”.  Recomienda, de acuerdo a la naturaleza de cada negocio, observar otras opciones como factoring, confirming o nuevas herramientas de financiamiento digital. 

 

A continuación, puedes acceder al webinar completo en youtube.

You may also like...

Bitnami